Steve Jobs

Se veía venir, pero no de una manera tan abrupta, sin rumores previos, sin fechas auguradas, y finalmente pasó; Steve Jobs renuncia a Apple.

Y digo que se veía venir porque desde hace meses que se viene rumorando que el estado de saludo de Steve Jobs no era el mejor, se le veía más delgado en sus últimas presentaciones, demacrado y después un poco más repuesto, sin embargo era obvio para todos que estaba lidiando con un problema grave de salud desde aquel momento en que pidió un receso temporal de sus labores como CEO durante unos meses.

Lo impactante del asunto es que la noticia llegó sin nada que lo augurara, ‘de un día para otro’ podría decirse, y justo un mes (o quizá dos) antes de laContinúa leyendo