¿Qué tan superficiales somos?

Uno de los eternos debates que suelo tener con amigos/amigas y conocidos es acerca de lo supeficiales que somos como especie. ¿Cuantas veces no hemos oído “Lo que importa es lo de adentro”, o frases similares?

Personalmente pienso que inherentemente el ser humano es superficial, no podemos evitarlo, no es bueno ni malo simplemente así somos. ¿Por qué, las razones científicas se basan en que como especie nuestra principal búsqueda y función va a ser la reproducción, y para ello buscaremos a la pareja que nos asegure una mejor descendencia de nuestra sangre, es decir que buscamos que nuestros hijos tengan las mejores características posibles para sobrevivir. Esto lo hacemos inconscientemente, es decir no andamos por ahí pensando en tener descendencia con cualquier chica atractiva que se nos pare enfrente, el hecho es que a pesar de que el gusto se rompe en géneros existen ciertas pautas que nos hacen clasificar a una persona de atractiva o de “fea”. ¿Por qué las personas delgadas suelen ser más atractivas que las personas con sobrepeso? Se debe a que una persona con sobrepeso tiene más posibilidades de padecer ciertas enfermedades, y una persona delgada suele ser más representativo de un cuerpo sano. Al igual que una persona con un cuerpo bien definido proyectará una imagen de sanidad que una con un cuerpo desproporcionado.

Lo que creo (en mi humilde opinión) que debemos aceptar es que somos superficiales por naturaleza, no es malo, es lo que somos, y que nos hacemos más daño intentando negar este hecho que aprovechándolo. No hay más que echar un vistazo a la publicidad que diariamente nos bombardea por distintos medios, en todas veremos modelos (hombres y mujeres) con cuerpos esculturales, bien parecidos y con rasgos finos queriéndonos vender algún producto o servicio. ¿Por qué utilizar esta clase de personas en lugar de gente más “normal” ? No es que los medios nos quieran vender una imagen solamente, es que los publicistas conocen muy bien que la naturaleza humana es que somos superficiales, y que una mujer guapa y de buen cuerpo atraerá más el interés de los hombres que si ponen a una mujer con kilos de más y de un rostro no tan agraciado.

¿Como aprovechar entonces este hecho en lugar de lamentarnos por el? Simple, si sabemos que las personas somos superficiales ¿entonces porque no procurar proyectar una imagen agradable dentro de nuestras posibilidades  al resto del mundo? Es por eso que cuando uno va a pedir empleo se recomienda mucho que cuiden en exceso su apariencia personal, ya que como sabemos que las personas tienden a reaccionar a las apariencias es difícil conseguir trabajo en una buena empresa si uno se presenta a una entrevista disfrazado de hippie.

¿Una prueba más de lo superficiales que somos? Bien, pues aquí hay un par de vídeos que lo comprueban, se trata de un experimento (de alguna forma en tono de broma) acerca de como actúa la gente cuando se encuentra con una persona atractiva, y como actúa en el caso contrario. Lo curioso de este par de vídeos es que se trata de la misma chica guapa, solo que en el segundo caso caracterizada de fea, y vean lo que pasa cuando pide ayuda en ambas situaciones:

La guapa (hay que verlo en YouTube directamente, perdón por eso) :

http://www.youtube.com/watch?v=-6Rarzq2mdU

La fea :

¿Se dan cuenta? Misma situación, misma calle, misma chica, solo que una guapa y otra fea, la gente cambia mucho su forma de actuar para cada una, ¿por qué? Simplemente porque disfrutamos inherentemente más la compañía de una persona atractiva (aunque no consigamos nada más que eso) a la compañía de una persona poco agraciada. ¿Es malo? Lo dudo, es una característica que tenemos para buscar una mejor descendencia y nos ha permitido sobrevivir, si bien éticamente puede verse mal inherentemente somos superficiales, así que ocupemos eso a nuestro favor.

¿Tu qué opinas?

8 comentarios

  1. totalmnt d acuerdo. tanto mujeres como hombres aun cuando digamos k no estoy segura k en mas d una ocasion lo hemos hecho. pero k tanto vale la pena en verdad es suficiente,o mas bien k keremos?

  2. uhmmm si parece que si, pero no debia de ser asi, lo recomendable es la autoestima y esforzarnos por lograr superficialmente ser superficial para los demas.

  3. Independientemente de si es guapa o fea no debe ser más o menos superficial una que otra. Y no creo que el trato sea más o menos superficial dependiendo del fisico. Inicialmente una persona atractiva puede despertar más interes, pero todo dependera del caracter de las personas. Saludos!

  4. Este articulo demuestra lo superficial que es internet y las lecturas cortas… Valdrìa la pena leer un poco a Milan Kundera para hablar la superficialidad…

  5. También somos violentos por naturaleza, y nadie negará que la violencia es mala. Estás incurriendo en la falacia naturalista: las cosas son de un modo, pero eso no quiere decir que deban ser así. Así pues, está mal que seamos tan superficiales. Otra cosa es que podamos evitarlo.

    De todas formas, no creo que lo seamos tanto. A mí me gustan chicas que no gustan a mis amigos, y al revés. Además, mucha gente me ha contado que, conforme conocen a alguien poco atractivo, van cambiando su opinión debido al comportamiento y, al final, piensan que es más atractivo de lo que en un principio habían pensado. El comportamiento influye mucho en el atractivo. Yo pensaba como tú cuando tenía diecisiete años: somos superficiales, y punto. Pero muchos de mis adultos insistían una y otra vez en que un chico guapo sin más no se come un rosco; la simpatía influye mucho.

    Por otro lado, no confundas la belleza con el aspecto. Si una persona atractiva va desaliñada, lo más normal es que los jefes de personal no la contraten, a pesar de ser bella. Si no cuidas tu aspecto, la mayoría de la gente deduce que tu pereza es tan grande que no puedes siquiera cuidar de ti mismo, y semejante pereza no ayuda en el ámbito laboral, por supuesto. Evidentemente, tu aspecto no tiene por qué corresponderse con tu verdadera personalidad, pero la gente incurre en el error de las primeras impresiones porque siempre se busca evaluar a una persona con la información más inmediata, es decir, con el aspecto. Y esto tampoco está bien, pues es un claro sesgo en el conocimiento de los otros, al menos en muchos casos.

¿Algo que decir? ¡Comentalo!